En efecto, ya llegó el momento de explicar esto del entolado, grafting o "Kitchener stitch", que no es otra cosa que la forma de unir dos piezas de una prenda, cuando sus puntos están aún en las agujas; diríamos que vivos, es decir, sin cerrar, con la ayuda de una hebra del mismo hilado con el que hemos tejido y la aguja lanera, el resultado es mágico,  ya que tras esta operación, parecerá que las dos piezas fueron tejidas de forma continua y no por separado.
Antes de explicar un poco los pormenores de esta técnica me parece curioso el origen de su nombre más conocido en el mundo anglosajón: si buscas variedad de tutoriales sobre esta técnica, la búsqueda más acertada en google es Kitchener Stich, así es que he decidido averiguar quién era ese tal Kitchener y porqué le puso el nombre a esa técnica. No voy a detenerme mucho, pero el resultado de mi búsqueda ha sido bastante sorprendente; la persona que da nombre a esta técnica es Herbert Kitchener, un reconocido y prestigioso militar del ejército Británico, nombrado Lord por sus éxitos militares pero...  ¿cómo es posible que un militar esté vinculado a una técnica del tejido a mano?.  Pues bien, según he podido averiguar hay una historia, más o menos fidedigna, que tiene que ver con los calcetines que las mujeres británicas y americanas tejían para los soldados que luchaban en el frente: Lord Kitchener sugirió un método para unir la punta de estos calcetines usando esta técnica, en lugar de la costura habitual que entonces se usaba, el resultado, claro, era un calcetín mucho más cómodo puesto que suprimía la incómoda costura de los dedos que, inevitablemente,  se clavaba tras largas caminatas.  De modo que,  si esto es cierto, realmente este señor es merecedor de dar nombre a está sorprendente técnica ;).

Y tras esta pequeña introducción histórica sobre el origen de la técnica, ya os cuento un poco sus peculiaridades. 



Como he explicado, uno de sus usos más habituales (y según parece originarios), es la unión de la puntera de los calcetines que, por regla general, se tejen en punto liso o punto jersey (en inglés conocido como punto de calcetines o Stockinette stitch) y es que es importante tener en cuenta que esta técnica une en punto del derecho, es decir, no podremos entolar si queremos unir dos partes de la prenda por ejemplo en punto de arroz, ya que la unión se notará: será como si hubiésemos tejido una vuelta del derecho entre ambas partes. 

Por esto, cuando nos planteemos entolar debemos tener en cuenta que lo podremos hacer con tejidos en punto liso, o bien en punto bobo o cualquier otro tipo de calados o trenzas siempre y cuando, dicho patrón requiera de una vuelta entera en punto del derecho entre calados o trenzas,  será en está vuelta , en la que realizaremos el grafting o entolado.

Sus usos más habituales:

Unión de la puntera del calcetín, unión de los hombros en un jersey donde en lugar de cerrar todos los puntos, los dejamos vivos para una vez terminado delantero y espalda, unirlos sin costura, también en bufandas o prendas caladas o de trenzas, en estos casos para que el dibujo sea simétrico en ambas partes de la bufanda debemos tejer las dos mitades por separado (de abajo a arriba) y unirlas en la parte central de la misma, ya que de lo contrario nos quedaría el dibujo del principio mirando hacia arriba y el del final hacia abajo :).

Este patrón por ejemplo usa el kitchener stich para unir ambos lados de la bufanda por el centro. Podéis encontrar el patrón aquí, el diseñador... uno de mis preferidos: Jared Flood.

Lo más complicado de esta técnica es recordar bien los pasos, es de fácil ejecución de de difícil recuerdo ya que son varios pasos que se repiten pero que hay que hacer de forma exacta para que quede bien. Por eso hemos hecho este tutorial, parando la imagen y escribiendo bien los pasos para que podáis leer los pasos e incluso apuntarlos como más fácil os resulte de recordar, os aseguro que cuando hagáis tres o cuatro entolados ya no se os olvidarán los pasos... al menos de momento, pero si se olvidan siempre podréis recurrir a este vídeo para refrescar la memoria ;).




 Espero que os sea de utilidad. Feliz semana a tod@s y... mucha paciencia con la caló que nos está dando fuerte :).  


Nueva sección del blog dedicada a hablar un poco de los hilados que podéis encontrar en devanalana y, sobre todo, de los patrones que os podéis tejer con ellos.

Much@s me preguntáis por proyectos y patrones ya que internet es un Universo a veces difícil de abarcar si cuentas con poco tiempo y como yo ando todo el día buscando, comparando y analizando patrones y diseños que me gusten o inspiren pues lo tengo más fácil ;).

Hoy voy a empezar por el Lino 100% de Rowan, ya en post anteriores os hacíamos varias sugerencias para tejer con él de diseños nuestros, ahora ya y para terminar con este hilado os sugerimos patrones disponibles en internet.

Lo primero que me enamoró de estos hilos fue la paleta de color que presenta, todos tonos desaturados pero con el brillo característico del lino: el rosa, plata, el dorado... cuando los ves todos juntos no sabes por cuál decidirte.

Pure linen Rowan
En segundo lugar, será porque en mi tierra hace un calor sofocante en los meses centrales del verano, su maravillosa textura, es fresco y ligero, justo lo que apetece ponerse en los meses de calor sevillano. En la tienda de Sevilla pasa que, al verlos en las madejas, todas me comentan que parece un hilo vasto y tieso, y es que en la madeja puede parecer un poco como el cáñamo (no en vano son fibras muy similares) pero tras tejerlo y lavarlo se transforma en un tejido mucho más suave (más con cada nuevo lavado) e, insisto, súper fresco, tanto es así que desde que tengo mis proyectos veraniegos en la tienda, el lino vuela!!

Pero bueno, a lo vamos, entre todos los proyectos que he estado viendo en la Red, me quedo con los diseños que edita Quince and Co otra marca de patrones por la que siento debilidad (ya conocéis mi predilección por Brooklyn Tweed). Concretamente, me gustan mucho los diseños de Pam Allen, ella tiene un estilo muy sencillo pero a la vez original y consigue sacar lo mejor de los hilados con los que trabaja.
Patrón

Os dejo con mi selección personal pero, como para gustos los colores, en Quince and Co puedes encontrar más patrones realizados con lino del mismo grosor que tenemos en devanalana, son los que están hechos con la calidad Sparrow que es muy similar en grosor a nuestros linos Rowan y si no te atreves a tejer patrones en inglés, aquí puedes encontrar ayuda para ello.

Patrón

Patrón
Patrón
Uff... complicada elección ya que me dejo muchos que me gustan en el tintero... la verdad es que se hace difícil elegir :).

Os deseo un feliz fin de semana!

B.
Hola de nuevo :),  

Hoy toca hablar de técnicas de punto especiales; en algún post anterior sé que hablé de la técnica de entolado o graftting para el tema de mis próximos post, pero en estos momentos estamos testeando el patrón de una camiseta muy chula que he diseñado que lleva en el escote vueltas cortas, así que he pensado que mejor empiezo con esta técnica; el segundo post de explicaciones técnicas, prometo, que será sobre enrolado o graftting ;).


Testear, para la que no lo sepa, es tejer un patrón antes de su edición definitiva para revisar posibles erratas y aportar sugerencias al diseñador/a, así es que si quieres echarme una mano puedes entrar en este enlace para ver el foro de test en ravelry y escribirme pidiendo el patrón, y yo te lo envío corriendo, si lo prefieres puedes escribirme también directamente a beatriz@devanalana.com.

Pero bueno, que me despisto; voy al lío: ¿qué son y para qué usamos vueltas cortas? Pues son, como su propio nombre indica, vueltas de tejido que hacemos tan sólo en una parte de la prenda, dejando en espera parte de los puntos que tenemos en nuestras agujas, o sea, tejemos sólo una porción de puntos de una vuelta y damos la vuelta a las agujas antes de terminar todos los puntos que tenemos en nuestra aguja izquierda. Se usan para dar determinada forma, mayor volumen o, también, para crear una extensión de tejido en una parte concreta de nuestra prenda. Por ejemplo, las vueltas cortas se usan casi siempre para dar forma a un jersey o chaqueta en la forma del hombro ya que nuestro hombro no es totalmente recto sino que hay una pequeña pendiente descendiente entre el cuello y el hombro.




Como podéis ver en estos dibujos desde la terminación del hombro hasta la altura del escote del cuello hay un tramo que requiere de tejido si no queremos que nos quede un escote muy pronunciado en la espalda, para ello debemos hacer vueltas cortas para cubrir un poco la espalda hasta el cuello antes de hacer la liguilla del escote. 
  
Otro ejemplo es el caso de los calcetines, en los talones donde tenemos que tejer todo el talón mientras los demás puntos esperan, es necesario hacer vueltas cortas o,  algunos chales como el famoso y precioso color affection que necesita de vueltas cortas para ir introduciendo el tercer color. También es el caso de las capas, dar forma circular a la terminación de un jersey... en fin muchos son los casos en los que usamos esta técnica.




Pues bien,  lo más sencillo sería pensar en hacer una vuelta corta tejiendo hasta el punto deseado y dar la vuelta a las agujas, sin más, para continuar tejiendo por el revés de la labor hasta el siguiente punto que delimita nuestro tramo de vuelta corta, pero esto nos crearía un escalón/agujero en nuestro tejido. 

Así que para poder dar la vuelta a las agujas,  debemos antes envolver un punto con la hebra de trabajo, este punto se queda rodeado de la hebra, más tarde, cuando terminamos de hacer las vueltas cortas y tenemos que retomar los puntos en espera, esa hebra que envuelve el punto, debemos levantarla para tejerla con el punto que rodea con el objetivo de que no nos queden agujeritos; bueno, a veces el diseño incluye esos agujeros por lo que no sería necesario levantar y tejer las hebras, pero la mayoría de las veces se evitan. 

Aquí os dejamos el vídeo tutorial que hemos preparado, muchas veces los tutoriales avanzan muy rápido y es difícil ver el proceso completo, por eso hemos hecho este vídeo con textos e imágenes para que podáis seguirlo y pararlo a vuestro antojo, espero que os ayude.



Feliz semana!
Hola a tod@s! Hace muchísimo que no paso por aquí y para compensar, retomo mi actividad compartiendo este precioso patrón. En efecto, llevo mucho tiempo sin aparecer por aquí, pero no porque haya desaparecido o porque no me haya apetecido compartir desde aquí mis actividades, no, es que, de vez en cuando necesitamos un tiempo para madurar ideas, generar nuevas, encontrar nuevos caminos o mejorar los que ya tienes emprendidos... este ha sido el caso y, bueno, ya voy teniendo todo un poco más claro o sea que casi puedo asegurar que me leeréis bastante más a menudo a partir de ahora.

El diseño de esta prenda es de una amiga que se estrena como diseñadora: Emilia Menéndez, tejedora y diseñadora sevillana que, de momento, se mantiene sin vida virtual, es decir, nada podemos saber de ella en Internet que no os cuente yo ;)... pero no voy a contar mucho, prefiero compartir con vosotr@s su primer diseño y ya os iremos contando y enseñando otros trabajos para que nos contéis qué os parecen.

Este precioso chal/poncho tejido en lino es el perfecto aliado para completar un simple vestido o camiseta de verano y si no juzgad vosotras mismas


¿mola eh?, pues ahí va el Patrón:

Materiales:

3 madejas de Pure Linen Rowan. 50 gr 130 m
Nota: también puede quedar precioso con la Duke Silk de devanalana ;)
Agujas de 6 mm
Si tejes con agujas circulares con un cable de 80 cm tienes suficiente

Notas sobre la construcción de la prenda

Se teje un rectángulo de unos 45 cm de ancho (son los puntos que montamos) por 140 de largo (son las vueltas que tejeremos), con el borde de encaje que se hace al final de las vueltas del derecho y principio de las del revés. Una vez tejido el rectángulo se dobla por la mitad del largo y se cose dejando un hueco para la cabeza.



Montamos 70 puntos con agujas de 6 mm y hacemos dos vueltas seguidas del derecho.

Siguiente vuelta: tejemos del derecho 54 puntos, ponemos un marcador para delimitar los puntos del encaje y hacemos la primera vuelta del esquema del encaje (explicado más abajo)

Siguiente vuelta: tejemos la vuelta 2 del diagrama del encaje, deslizamos marcador, tejemos del revés hasta el final de la vuelta.

A partir de ahora iremos tejiendo los 54 puntos del cuerpo del chal en punto liso, es decir, del derecho en las vueltas del derecho y del revés en las del revés, a la vez que continuamos con las 14 vueltas del diagrama de encaje. 




Patrón encaje:

Vuelta 1: 6 derecho (k), echar hebra (YO), 5 derecho (k), echar hebra (YO), tejer 2 puntos juntos del derecho (k2tog), echar hebra (YO), 3 derecho (k). Tendremos 18 puntos

Vuelta 2 y todas las vueltas pares: 3 k, tejer del revés (p) hasta los últimos 3 puntos, 3k.

Vuelta 3: 7k, surjete doble con puntos deslizados (SSSK) *ver explicaciones más abajo, 2 k, (YO, K2tog) repetir lo incluido en el paréntesis dos veces, 2k. Tendremos 16 puntos

Vuelta 5:  6k, k2tog, 2k, (YO, k2tog) 2 veces, 2k. 15 puntos

Vuelta 7: 5k, k2tog. 2k, (YO, k2tog) 2 veces, 2k. 14 puntos.

Vuelta 9:  4k, k2tog, 2k, (YO, k2tog) 2 veces, 2k. 13 puntos.

Vuelta 11: 3k, k2tog, 2k, YO, 1k, YO, k2tog, YO, 3k. 14 puntos.

Vuelta 13: 6k, YO, 3k, YO, k2tog, YO, 3k: 16 puntos.

Vuelta 14 (igual que todas las pares): 3k, revés hasta los 3 últimos puntos, 3k.

Una vez completas estas 14 vueltas , comenzamos de nuevo por la primera. Debemos repetir la secuencia de 14 vueltas hasta tener unos 140 cm de largo.

*SSSK: deslizamos de la aguja izquierda a la derecha dos puntos como si los tejiésemos del derecho y los tejemos los dos juntos introduciendo la aguja izquierda por delante de la derecha (tal como muestra la foto), nos quedará un punto en la aguja derecha, lo deslizamos a la aguja izquierda y pasamos el punto siguiente por encima de el punto deslizado después deslizamos de nuevo este punto a la aguja derecha. Habremos disminuido dos puntos.



Y para las que preferís trabajar con gráfico, como es mi caso, aquí lo tenéis:




El diagrama se lee de derecha a izquierda las vueltas impares (derecho de la labor) y de izquierda a derecha (vueltas del revés) las pares.


Y una vez llegamos a los 140 cm, tejemos 2 vueltas del derecho y cerramos todos los puntos tejiendo del derecho también. 

Acabado:

Doblamos el rectángulo por la mitad dejando el encaje en el borde inferior y cosemos el otro borde dejando un hueco de unos 70 cm para la cabeza. El punto de costura recomendado es matress stich que podéis ver en este tutorial.

Y hasta aquí os puedo contar, sólo decir que es bastante fácil de hacer y la verdad es que el resultado es estupendo, tendréis una prenda con múltiples usos. Espero que os guste y disfrutéis tejiéndolo y, sobre todo, luciéndolo ;).

Que tengáis un feliz día!