La segunda prenda que tejí cuando retomé mi actividad de tejedora fue un chal de ganchillo, para mi hermana, que le abrigara las noches de feria, vestida de flamenca; mi objetivo era añadirle flecos de lana, para lo cual tomé clases de una de las muchas maestras que hay en Cantillana, población Sevillana, cuna de esta artesanía y productora de la mayoría de los flecos que adornan los mantones de manila producidos en nuestra región. El resultado fue bastante exitoso: mi hermana lo luce todos los años desde entonces, y yo me quedé con ganas de más :).


La idea de hacer una colección de mantoncillos para complementar los trajes de flamenca,  ronda mi cabeza desde entonces, hace ya 4 años... antes debía poner en marcha mi negocio y aprender la técnica suficiente como para resolver los pequeños retos que los distintos diseños me imponían... hoy ya están en la tienda nuestras primeras propuestas, y debo reconocer que me llena de satisfacción.

En este post yo pretendía contar detalles sobre todos los diseños, así como ilustrar someramente su proceso creativo, sin embargo, tengo que reconocer que no puedo hablar de esta colección,  sin antes agradecer a tod@s y cada un@ de l@s que me habéis ayudado a hacerla posible, por lo que los detalles de cada diseño los dejaremos para más adelante.

Tras la realización de la primera versión de los diseños, las manos de muchas de mis alumnas las han tejido, asumiendo el riesgo que ello conlleva; muchas de ellas han ejercido de Penélopes y yo les estoy infinitamente agradecida; me gustaría nombrarlas a todas, pero sé que resultaría muy aburrido para l@s lector@s,  así es que, como son todas muy listas, no es necesario que las nombre, ellas saben bien de quiénes hablo y a qué diseños concretos me refiero ;). A Carmen Segura  sí debo nombrarla especialmente,  ya que ella solita testeo 3 patrones en semana y media:  gracias Carmen por tu tiempo.



Una vez tenemos los patrones hay que editarlos: sesión fotográfica, diseño y maquetación, os podéis imaginar que, sin ayuda, no lo habría conseguido. 

En la sesión de fotos: el primer escollo a resolver era la localización, necesitaba un bonito decorado y, gracias a mis amigos (casi hermanos) Sandra, Pablo y Diego, que me abrieron las puertas de la hacienda Pino La Legua (Carmona) como si de mi casa se tratase, superamos con creces todas nuestras expectativas al respecto, sin los trajes de Flamenca Pol Núñez y sin los complementos de Le Voilá, el estilismo habría resultado mucho más difícil, gracias a las dos: Delia y Penélope por confiar en mi ;), también a Nacho por tus fotografías y vídeos, a Dani, por prestar tu equipo y tu trabajo como Operador, a mi amigo Juan, por el maquillaje: todo un lujo contar con este gran profesional del cine andaluz, a Wily Blazquez por estar y hacerlo todo mucho más fácil: el mejor location manager de Andalucía... de los mejores sin duda, a Gema, porque no sólo ha ejercido de bella modelo, también nos ha aportado sus conocimientos en moda flamenca para el estilismo, a Donatta: profesora de diseño y moda y una ayudante de vestuario/estilismo de lujo y, como no, a mi hijo, mi sobrina y sus amigos: los mejores modelos que una pueda imaginar ;). Gracias a tod@s por vuestro apoyo.



Tras las fotos: diseño y maquetación y ahí está Javi quien ha sufrido las prisas y nervios previos a toda primicia, gracias también a ti, Javi, por no desesperar.



Como veis hay mucho, mucho trabajo detrás de cada patrón, y lo que queda aún por venir: las traducciones al inglés (mi amiga Amaya está en ello), nuevas revisiones y soporte, para todas las que los compráis y...  además su distribución... toda una aventura.

En cuanto a esto último, la distribución, de momento, los patrones se venden sólo en kits y por separado, no hay distribución digital ya que, desde el principio, me ilusionaba la idea de editar un libro con los diseños y fotografías de la Feria típica de nuestra Región: fuente de inspiración de la colección. En estos momentos, trabajo para hacerlo realidad; la distribución digital tendrá que esperar y espero poder contar pronto novedades al respecto...

Y bueno... ya casi no me queda espacio ni tiempo para hablar de los diseños en sí, sólo os diré que la colección esta formada por 7 diseños, 5 de punto: faralaes, manzanilla, Solera, Triana y Guadalquivir y dos de ganchillo: VentoleraGitana. Los diseños de  punto son responsabilidad mía, los de ganchillo son de dos colaboradoras: Emilia Menézdez ( también diseñadora del Poncho Emilia) y Mar Fonseca, profesora de ganchillo en devanalana. Prometemos contar, desde aquí,  un poco más de cada uno de ellos, publicando un post detallado para que los vayáis conociendo mejor y/o para ayudar compartiendo trucos para facilitar su elaboración.

Espero sinceramente que os gusten...  os deseo un feliz fin de semana!



Hola... después de tanto tiempo... de nuevo...

Ya casi ni me atrevo a escribir dada mi falta de constancia en estos menesteres y es que llevo más de un año intentando decidir cuál es camino que he de elegir de entre las opciones que la vida me ponía por delante, lo que me ha impedido tener las ideas claras sobre qué y cuándo escribir. Estas decisiones no son fáciles, y menos aún cuando una ya no es demasiado joven... a ver, no me quejo, tengo mucha vida aún, pero digamos que me siento a mitad de camino,  así es que ya no hay muchas opciones para cometer errores, en estos momentos para mí,  volver por el camino andado es algo más costoso y, de alguna manera, una siente cierta necesidad de acertar en las decisiones importantes, por eso, el tiempo tomado para pensarlas, no es un tiempo perdido sino más bien un tiempo necesario.




Desde que inicié mi aventura en devanalana, he escrito algunos post y he intentado compatibilizar mi vida online (blog, tienda, redes sociales...) con mi vida off-line (tienda física y clases básicamente) y, lo cierto es que mi vida off-line ha acaparado la mayor parte de mi tiempo haciendo que abandonase , más y más, mis apariciones por el blog, mis relaciones con las redes sociales y la atención a la tienda online y es que, estar en ambas esferas simultáneamente, con actividades tan absorbentes, es muy difícil, yo diría que imposible y hasta un poco delirante,  por eso la toma de decisiones: elegir qué actividades abandonar y cuáles potenciar, ha ocupado mi mente en los últimos meses... o son años?.

La decisión está tomada: parece que fue ayer, cuando escribí un post en el que explicaba que necesitaba parar,  antes de continuar por el camino equivocado y sopesar bien hacía donde tirar... hace ya dos años que vengo pensando qué hacer!! y he barajado muchos cambios, de hecho, casi me equivoco en algunos de ellos, la verdad... pero en todo momento, antes de tomar una decisión siempre había una idea dando vueltas en mi interior; el recuerdo del vídeo que me recomendó Cris (Kireei) en un curso online que hice con ella. El vídeo lo compartí en el mismo post (si queréis refrescarlo podéis verlo aquí), en él ponen de manifiesto lo importante que es disfrutar, fluir y amar la actividad que realizas, así es que,  si hay un indicativo que te oriente a la hora de tomar decisiones, ese es la felicidad que sientes cuando la realizas.

Fuente
Entre todas las actividades que vengo desarrollando en estos años, hay una que, por encima de todas, me hace feliz:  el diseño de prendas para tejer; lo que más me gusta de dar clases, de tejer, de elegir las lanas para mi tienda, es diseñar las prendas que voy a realizar con mis alumnas, con mis agujas y con las lanas que elijo, así es que tras dar muchas vueltas al asunto y, como no, desprenderme de mis temores e inseguridades,  he decidido dedicar más tiempo a ello y centrar el negocio en el diseño de prendas en punto.



En los próximos meses voy a andar cambiando la orientación de devanalana: cierro la tienda física de Sevilla en la que atenderé sólo a partir de cita previa, elimino muchas marcas de lanas en mi tienda online y me centraré sólo en dos o tres máximo (de mi oferta os hablaré más adelante ya que hay novedades importantes que aún no están concretadas, por eso mejor se quedan pendientes) y, abriré una nueva línea con kits y patrones propios: creamos nuestra editorial con diseños propios y también de algunas amigas que, al igual que a mi, nos gusta diseñar!!

Estos cambios se irán produciendo poco a poco,  ya que el tiempo y la economía no me permite ir más rápido, además, como ya he mencionado, prefiero que todo vaya slow. 


Este post es, por tanto,  el pistoletazo de salida para el nuevo camino que ya, ahora sí, tengo elegido y, sobre todo, para explicar a tod@s mis clientes Sevillan@s y también a l@s de fuera que vienen a visitarme de vez en cuando, que a partir del mes de marzo, cuando quieran comprar, ver o tocar nuestras lanas, mejor me escriben primero a info@devanalana.com y yo vendré encantada,  y para los que no se lleven bien con los mails y las citas, también he previsto tener un Día de Apertura mensual (Open Day) que es otro modo de organizarse :).

Espero contar con la comprensión y el apoyo de tod@s mis amig@s ;)

Feliz semana!

B.






En efecto, ya llegó el momento de explicar esto del entolado, grafting o "Kitchener stitch", que no es otra cosa que la forma de unir dos piezas de una prenda, cuando sus puntos están aún en las agujas; diríamos que vivos, es decir, sin cerrar, con la ayuda de una hebra del mismo hilado con el que hemos tejido y la aguja lanera, el resultado es mágico,  ya que tras esta operación, parecerá que las dos piezas fueron tejidas de forma continua y no por separado.
Antes de explicar un poco los pormenores de esta técnica me parece curioso el origen de su nombre más conocido en el mundo anglosajón: si buscas variedad de tutoriales sobre esta técnica, la búsqueda más acertada en google es Kitchener Stich, así es que he decidido averiguar quién era ese tal Kitchener y porqué le puso el nombre a esa técnica. No voy a detenerme mucho, pero el resultado de mi búsqueda ha sido bastante sorprendente; la persona que da nombre a esta técnica es Herbert Kitchener, un reconocido y prestigioso militar del ejército Británico, nombrado Lord por sus éxitos militares pero...  ¿cómo es posible que un militar esté vinculado a una técnica del tejido a mano?.  Pues bien, según he podido averiguar hay una historia, más o menos fidedigna, que tiene que ver con los calcetines que las mujeres británicas y americanas tejían para los soldados que luchaban en el frente: Lord Kitchener sugirió un método para unir la punta de estos calcetines usando esta técnica, en lugar de la costura habitual que entonces se usaba, el resultado, claro, era un calcetín mucho más cómodo puesto que suprimía la incómoda costura de los dedos que, inevitablemente,  se clavaba tras largas caminatas.  De modo que,  si esto es cierto, realmente este señor es merecedor de dar nombre a está sorprendente técnica ;).

Y tras esta pequeña introducción histórica sobre el origen de la técnica, ya os cuento un poco sus peculiaridades. 



Como he explicado, uno de sus usos más habituales (y según parece originarios), es la unión de la puntera de los calcetines que, por regla general, se tejen en punto liso o punto jersey (en inglés conocido como punto de calcetines o Stockinette stitch) y es que es importante tener en cuenta que esta técnica une en punto del derecho, es decir, no podremos entolar si queremos unir dos partes de la prenda por ejemplo en punto de arroz, ya que la unión se notará: será como si hubiésemos tejido una vuelta del derecho entre ambas partes. 

Por esto, cuando nos planteemos entolar debemos tener en cuenta que lo podremos hacer con tejidos en punto liso, o bien en punto bobo o cualquier otro tipo de calados o trenzas siempre y cuando, dicho patrón requiera de una vuelta entera en punto del derecho entre calados o trenzas,  será en está vuelta , en la que realizaremos el grafting o entolado.

Sus usos más habituales:

Unión de la puntera del calcetín, unión de los hombros en un jersey donde en lugar de cerrar todos los puntos, los dejamos vivos para una vez terminado delantero y espalda, unirlos sin costura, también en bufandas o prendas caladas o de trenzas, en estos casos para que el dibujo sea simétrico en ambas partes de la bufanda debemos tejer las dos mitades por separado (de abajo a arriba) y unirlas en la parte central de la misma, ya que de lo contrario nos quedaría el dibujo del principio mirando hacia arriba y el del final hacia abajo :).

Este patrón por ejemplo usa el kitchener stich para unir ambos lados de la bufanda por el centro. Podéis encontrar el patrón aquí, el diseñador... uno de mis preferidos: Jared Flood.

Lo más complicado de esta técnica es recordar bien los pasos, es de fácil ejecución de de difícil recuerdo ya que son varios pasos que se repiten pero que hay que hacer de forma exacta para que quede bien. Por eso hemos hecho este tutorial, parando la imagen y escribiendo bien los pasos para que podáis leer los pasos e incluso apuntarlos como más fácil os resulte de recordar, os aseguro que cuando hagáis tres o cuatro entolados ya no se os olvidarán los pasos... al menos de momento, pero si se olvidan siempre podréis recurrir a este vídeo para refrescar la memoria ;).




 Espero que os sea de utilidad. Feliz semana a tod@s y... mucha paciencia con la caló que nos está dando fuerte :).  


Nueva sección del blog dedicada a hablar un poco de los hilados que podéis encontrar en devanalana y, sobre todo, de los patrones que os podéis tejer con ellos.

Much@s me preguntáis por proyectos y patrones ya que internet es un Universo a veces difícil de abarcar si cuentas con poco tiempo y como yo ando todo el día buscando, comparando y analizando patrones y diseños que me gusten o inspiren pues lo tengo más fácil ;).

Hoy voy a empezar por el Lino 100% de Rowan, ya en post anteriores os hacíamos varias sugerencias para tejer con él de diseños nuestros, ahora ya y para terminar con este hilado os sugerimos patrones disponibles en internet.

Lo primero que me enamoró de estos hilos fue la paleta de color que presenta, todos tonos desaturados pero con el brillo característico del lino: el rosa, plata, el dorado... cuando los ves todos juntos no sabes por cuál decidirte.

Pure linen Rowan
En segundo lugar, será porque en mi tierra hace un calor sofocante en los meses centrales del verano, su maravillosa textura, es fresco y ligero, justo lo que apetece ponerse en los meses de calor sevillano. En la tienda de Sevilla pasa que, al verlos en las madejas, todas me comentan que parece un hilo vasto y tieso, y es que en la madeja puede parecer un poco como el cáñamo (no en vano son fibras muy similares) pero tras tejerlo y lavarlo se transforma en un tejido mucho más suave (más con cada nuevo lavado) e, insisto, súper fresco, tanto es así que desde que tengo mis proyectos veraniegos en la tienda, el lino vuela!!

Pero bueno, a lo vamos, entre todos los proyectos que he estado viendo en la Red, me quedo con los diseños que edita Quince and Co otra marca de patrones por la que siento debilidad (ya conocéis mi predilección por Brooklyn Tweed). Concretamente, me gustan mucho los diseños de Pam Allen, ella tiene un estilo muy sencillo pero a la vez original y consigue sacar lo mejor de los hilados con los que trabaja.
Patrón

Os dejo con mi selección personal pero, como para gustos los colores, en Quince and Co puedes encontrar más patrones realizados con lino del mismo grosor que tenemos en devanalana, son los que están hechos con la calidad Sparrow que es muy similar en grosor a nuestros linos Rowan y si no te atreves a tejer patrones en inglés, aquí puedes encontrar ayuda para ello.

Patrón

Patrón
Patrón
Uff... complicada elección ya que me dejo muchos que me gustan en el tintero... la verdad es que se hace difícil elegir :).

Os deseo un feliz fin de semana!

B.